Caramelos una nueva esperanza

Aprendes a montar en bicicleta con rueditas. Te las quitan. Pedaleas con temblores. Te caes. Te raspas las manos. Escribir es montar una bicicleta CADA GUION.

Las ruedecitas del anterior guion no funcionan. Y esto puede ser un dolor o un placer o todo junto. Escribir es aceptar el cambio.

Deseas «que se acabe 2020», aunque sabes que el 1 de enero no es un punto de giro. Solo una fecha de calendario con un significado popular: un cierre y una posibilidad.

Las cosas cambian cuando tomas decisiones u otros la toman por ti y debes adaptarte. Las cosas también cambian cuando muestras tu trabajo al mundo: a veces, tocas algún corazón o consigues que lo invisible deje de serlo. En las recomendaciones de esta semana hay un poco de todo esto. Enlaces sobre guion y temas afines.

1. David Simon cuenta en una entrevista a la cadena PBS de Estados Unidos cómo siendo periodista escribía artículos extensos sobre la guerra contra las drogas que no tenían eco. Con The Wire consiguió que su trabajo como periodista llegara lejos. La entrevista se realizó en 2009, pero Simon prevé aspectos oscuros de nuestros días. Sin embargo, el guionista muestra fe en las personas.

2. ¿Dudas sobre si tu trabajo merece la pena? Escucha la música de la película o películas que te hicieron decir: «Quiero hacer películas». A mí me anima y estremece Ennio Morricone interpretado por Danish National Symphony Orchestra.

3. «Todo guionista es un actor frustrado que recita sus líneas en un escenario oculto en su cráneo», dijo el guionista Rod Serling (La dimensión desconocida, el planeta de los simios). Sabes que no así. Tú tienes tus motivos para escribir, pero te sientas o no un actor frustrado, conocer las técnicas de interpretación pueden ayudarte a crear personajes más ricos. Comienza con el libro 90 juegos y ejercicios de improvisación teatral del que puedes descargar una muestra en PDF de 30 páginas.

4. Escribir guiones no solo es escribir guiones. Reescribes biblias de series, sinopsis y tratamientos. En estos trabajos debes demostrar que eres un escritor con un estilo pulido, dinámico y emotivo. ¿Cómo conseguir esto? Pueden ayudarte artículos sobre el lenguaje como este: La destrucción y reconstrucción de un párrafo, del periodista Carlos Salas.

5. En La solución elegante tienes un zip que contiene PDF sobre escribir con precisión. Puedes descargar estos manuales directamente o a través de la página Herramientas.

6. Bucear en el blog de Gabriella Campbell siempre es un placer y un provecho. Conviene leer 10 ejercicios para escritores que funcionan o por lo menos son divertidos.

7. No importa si escribes novelas, guiones de cine o de cómics, Alan Moore puede enseñarte que eso que intuyes sobre la escritura, puede ser verdadero como puedes leer en el blog de Víctor Selles.

8. Las pantallas digitales crean o agravan problemas de visión. Lo vivo y seguro que tú también. Hace tiempo leí que los oftalmólogos recomiendan apartar la vista de la pantalla y mirar durante un par de minutos a lo lejos cada 20 minutos. Para esto uso la aplicación gratuita Workrave para Windows. (Si tienes Mac, usa Stretchly).

Cada 20 minutos, Workrave sugiere que apartes la mirada de la pantalla, aunque lo tengo configurado así:

Caramelos una nueva esperanza, La solución elegante

Elimino las MICROPAUSAS porque no es productivo mirar por encima de la pantalla cada poco tiempo. Mantengo los DESCANSOS cada 25 minutos así:

Caramelos una nueva esperanza, La solución elegante

Durante las pausas, un personaje femenino invita a realizar ejercicios para desentumecer los músculos, aunque yo prefiero atender el lavavajillas o limpiar la encimera.

Caramelos una nueva esperanza, La solución elegante

¡Y eso es todo!

¡Gracias por leer!

Si estás leyendo este boletín por primera vez, puedes suscribirte aquí .

Si te gusta este boletín, recomiéndalo, compártelo:

[Sassy_Social_Share]

Si el boletín no te aporta nada, date de baja (sin complejos).

Si quieres ponerte en contacto conmigo: javiguion@lasolucionelegante.com.

Copyright © 2020 Javier Meléndez Martín, ¡Siéntete libre de compartir!

Caramelos una nueva esperanza, La solución elegante