Los personajes existen, encontrar la calma, el consejo de Neil Gaiman

Hola, 

No confundamos una creatividad desbordada con una vida caótica. De hecho, es difícil desarrollar los trabajos creativos cuando las prisas, los nervios y el descontrol se come tus días. Recordemos las palabras de David Lynch:

No a las emociones negativas - Lynch

Así que intento construir tiempo y encontrar la calma para desarrollar las historias de personajes que hace mucho tiempo deambulan en la cabeza y quieren mostrarse al mundo.

En este boletín te comento algunas herramientas que me están ayudando.

Los personajes existen

Creer que los personajes existen puede ayudarte a escribir tu novela, tu obra teatral o tu guion. Dickens lo creyó. Tarantino lo cree. Scott Myers dice ponerse en disposición de creer puede llevarte a escuchar qué historia quieren contarte tus personajes. Sobre todo, esto escribí en la revista Yorokobu: Los personajes existen: creer esto mejorará tu escritura. 

El consejo de Neil Gaiman

Si nadie compra lo que escribes ni recibes los premios que esperas y tu amigo no reclama más páginas de tu trabajo en progreso… Neil Gaiman quizá te habla a ti cuando dice: 

«Cuando era joven envié cuentos y me los devolvieron. [Una y otra vez] Y me pregunté: “O no soy bueno o no entiendo el mundo” (…) En un taller descubrí que escribía cosas que se parecían a cosas de otros escritores… pero no tenía nada que decir. Eso me hizo reflexionar». 

Merece la pena escuchar el testimonio completo de Neil Gaiman (con subtítulos en inglés).

Encontrar la calma

La quietud es la clave y Diario para estoicos son libros escritos por Ryan Holiday que leo cada día buscando la calma que necesito. Son recopilaciones de pensamientos de Séneca, Marco Aurelio y otros estoicos (entre ellos, artistas).

Quizá no te descubran nada nuevo, pero te recuerdan cosas que sabías y olvidaste con el ajetreo de los días.

Gracias a la calma que estoy recuperando, consigo que mis trabajos de encargo o autoimpuestos salgan adelante sin culpa por hacer menos ni agotamiento por trabajar más, que no siempre significa trabajar mejor.

La aplicación que me está salvando el día

En la pasada semana escribí dos artículos para la revista en papel de Yorokobu; otro para la revista online, edite dos vídeos que espero pronto se publiquen; escribí por encargo el guion de un cómic de 8 páginas; preparé un taller sobre creatividad que daré en Sevilla; escribí 5 páginas de un manual de diálogos; analicé un guion de 75 páginas; mantuve la casa limpia todos los días e hice las cenas para mí y mi esposa que trabaja hasta tarde. No sé si es mucho o poco, pero tareas similares me llevaron otras veces demasiado tiempo y energía.

Me organizo con Trello desde hace años y semanas atrás lo complementé con la aplicación gratutia Pomofocus para Web, Windows y Mac. Sigue el sistema la técnica pomodoro (25 minutos de trabajo, 5 de descanso) similar a la propuesta de escribir con cuenta atrás de Chuck Palahniuk (autor de El club de la lucha). 

Los personajes existen, encontrar la calma, el consejo de Neil Gaiman, La solución elegante
Pomofocus

Con Pomofocus procedo así:

  • Miro en Trello qué tareas debo realizar durante la semana.
  • Escojo aquellas tareas (dos, tres o cuatro) que a mi juicio podría acabar en un mismo día o que tienen plazos de entrega.
  • En Pomofocus apunto las tareas escogidas. 
  • Estimo los pomodoros que necesito. Por ejemplo: 6 pomodoros (3 horas) para un artículo. 
  • La aplicación calcula a qué hora acabaría las tareas (incluyendo descansos). Ayuda saber esto. Hay días en los que no vemos el final. Si las tareas pudieran llevarme demasiadas horas, saco de la lista aquella o aquellas que no urgen. En el ejemplo de arriba, las tareas concluyen a las 4:40 PM.

¿Y cómo mantengo la casa limpia todos los días? Como propone Palahniuk: friega los platos o desatasca el baño en los descansos de tus trabajos de escritura.

Los primeros guiones 

Samuel Dalva escribe en Twitter: «¿Qué aspecto tenían los guiones en los inicios del cine? Se llamaban photoplays». Y enlaza algunos ejemplos.

¡Y esto es todo!

¡Gracias por leer!

Si estás leyendo este boletín por primera vez, puedes suscribirte aquí.

Si te gusta este boletín, recomiéndalo, compártelo.


Puedes ayudar a mantener La Solución Elegante comprando alguno de mis libros. También, comprando cualquier producto en Amazon a través de este enlace o en el blog por el que recibiré una pequeña comisión.


Si quieres ponerte en contacto conmigo: javiguion@lasolucionelegante.com.

Si no deseas recibir más este boletín, por favor, date de baja aquí.

Creado con Revue por Javier Meléndez.

Sevilla, España