Las emociones de los personajes

Cuando trabajes con las emociones de los personajes pégate a los protagonistas. Así consigues que el público se implique con la historia y sus personajes. Las emociones no deben ocultarse ni darse a través de terceros a no ser que quieras crear situaciones ambiguas o dudas en la audiencia.

Al pegarte a las emociones de los protagonistas consigues una mayor implicación del público con la historia. Una manera de comprobar esto es viendo una película original y una nueva versión en la que se haya reescrito bastante el guion original.

Traigo aquí dos ejemplos de muchos encontrados en El cabo del terror (1962) y El cabo del miedo (1991).

Para mi gusto, El cabo del terror con la dirección de J. Lee Thompson y guion de James R. Webb (Veracruz, Horizontes de grandeza) está más lograda que El cabo del miedo gracias a un estudiado uso del encuadre y la estructura de las escenas. Aunque la filmografía de Thompson empalidece ante la de Scorsese se crece en El cabo del terror gracias al guion de Webb.

Scorsese demuestra su talento, pero es un producto comercial que no encaja del todo con el resto de su filmografía con el guion efectista de Wesley Strick (Aracnofobia, Análisis final).

Un villano llega a la ciudad

Un guion no debería contener indicaciones de planos, pero su escritura puede condicionar la realización cinematográfica. Es lo que se conoce como escritura invisible. Lo veremos en estos ejemplos.

emociones de los personajes

En El cabo del terror, cuando el expresidiario interpretado por Robert Mitchum llega a la pequeña localidad costera espera que el abogado Gregory Peck aparezca.

Cuando el expresidiario se acerca al coche para «presentarse» hay un momento en el que tapa la visión de Gregory Peck. Esto sugiere lo imponente y amenazante de Robert Mitchum.

emociones de los personajes

A continuación, por fuerza, la cámara nos coloca dentro del coche con Gregory Peck de manera que estamos con su punto de vista. Con las emociones de Peck.

Aunque el abogado está dentro del coche, la escena inquieta porque el expresidiario invade su espacio personal.

Es fácil identificarnos con Gregory Peck en ese momento.


emociones de los personajes

En El cabo del miedo, el expresidiario interpretado por Robert de Niro sigue a Nick Nolte para «presentarse». Esto es inquietante. Cierto. Pero el nivel de inquietud es menor.

De Niro aquí no se muestra amenazador como Mitchum sino que parece más bien un chulo playa que quiere llamar la atención sobre su persona.

La realización de Scorsese no crea inquietud puesto que nos aleja de Nick Nolte. La cámara nos muestra el punto de vista de Robert de Niro. Puede que sea la intención del director alejarnos del protagonista, pero está claro que no contribuye a simpatizar por Nolte.

La chica agredida y Gregory Peck

En El cabo del terror, el expresidiario golpea brutalmente a una chica (Barrie Chase) en un motel de mala muerte. Un detective privado (Telly Savalas), que sigue a Mitchum por orden del abogado, avisa a la Policía. La Policía llega tarde: el expresidiario ha escapado por la ventana.

emociones de los personajes

A través de los policías vemos las magulladuras de la joven golpeada. Ella se niega a hablar de lo ocurrido.

Claro que sorprende el lamentable estado de la joven, pero la sorpresa, no importa qué poderosa sea, es una emoción fugaz.

Esta decisión narrativa pone una barrera entre nosotros como público y Gregory Peck.

emociones de los personajes

Los policías salen al rellano. El inspector pide al detective que hable con la chica para ver si le saca algo. El detective se siente obligado.

emociones de los personajes

El detective intenta convencer a la chica para que denuncie la agresión. Finalmente, ella habla.

CHICA
¿Usted cree que yo podría? 
Nunca. En toda mi vida 
contaría sinceramente a 
ninguna otra persona lo que 
ese hombre ha hecho. Piense 
usted en mi familia. Tengo 
padres, ¿entiende? Y los 
periódicos de mi propia 
ciudad. ¿Cree que soportaría 
que allí leyeran que…?
emociones de los personajes

La escena anterior funde con la siguiente, de nuevo en el rellano. El abogado (Gregory Peck) llega para cruzarse con la chica. No intercambian palabras.

emociones de los personajes

Peck ve cómo baja las escaleras. Entre el abogado y la chica no hay palabras.

Esta secuencia de El cabo del terror crea distanciamiento entre el público y Gregory Peck:

  1. No es raro que la Policía encuentre a la joven golpeada, pero debería haberse hecho una elipsis para sorprendemos con Gregory Peck.
  2. Gregory Peck pierde protagonismo cuando Telly Savalas quiere convencer a la joven para que declare.

La chica agredida y Nick Nolte

La versión de Scorsese no deja en buen lugar al abogado (Nick Nolte): la chica que será agredida (Illeana Douglas) es amante del abogado. Esa noche ha recibido un plantón y el expresidiario (Robert de Niro) la seduce y se la lleva a un motel de mala muerte. Allí, el expresidiario golpea brutalmente a la chica y le arranca parte de la cara de un mordisco.

El abogado recibe la noticia mientras está en casa tocando el piano.

emociones de los personajes

Cuando el abogado entra en la habitación del hospital se queda asombrado al ver el mal estado de la chica.

emociones de los personajes

Ella comienza un discurso en el que culpa al abogado.



CHICA
Qué estúpida soy. El otro día
me diste un plantón en el bar 
y luego no me llamaste. Así 
que ayer por la noche me 
sentí un poco aventurera. 
Recordé todo lo que me habías
dicho… sobre que tu mujer ni
siquiera sabe que existo, y 
entraron ganas de darte una 
buena lección. Y ya has visto
qué buena lección te he dado.
emociones de los personajes

El abogado trata de encajar las palabras de la chica… e intenta convencerla —sin mucha intención— para que declare contra el villano.

Ella no quiere y expone sus razones:

CHICA
No quiero tener que explicar porque 
estaba en un bar y si bebí mucho o 
poco o qué clase de ropa llevaba. 
No quiero que me interroguen los 
propios colegas, los mismos que he 
visto interrogar tantas veces a la 
gente en el estrado, crucificarlos y 
luego reírse de ellos. Seguro que 
me preguntan por ti…

ABOGADO
No me importa.

CHICA
Pero a mi sí me importa. Y estoy 
segura de que a ti también.

En esta escena seguimos las emociones de Nick Nolte, el protagonista:

  • Sentimiento de culpa.
  • Miedo por la brutalidad del expresidiario.
  • Alivio porque su amante no declarará y la esposa no sabrá de la infidelidad.

Nosotros los espectadores queremos compartir las emociones de los protagonistas: sus miedos, sus dudas, cuando sienten asco y cuando se sienten traicionados, gratificados, ultrajados, satisfechos…

No seguir el camino de las emociones de los protagonistas debe estar justificado.

HAZME FELIZ, COMPARTE: